Energia para quien

La energía es un tema que ya me enferma, porque mas que una necesidad para nuestra supervivencia, hoy me parece mas una herramienta de los adinerados para implementar proyectos cuyo único propósito es seguir incrementando su maldita riqueza.
Espero exponer de manera clara en estas líneas, porqué me resulta tan enfermante este asunto.
Entre tanto extranjero tratando de meter su dinero implementando proyectos de generación eléctrica, no se nos hace raro que solo empresarios nos provean de este recurso. Es tremendamente “llamativo”, por decirlo menos, la publicidad que distribuyen empresas privadas ofreciendo sus productos. En este caso en particular hago referencia a los spot publicitarios de Hidroaysen, donde se invita a la ciudadanía a apoyar el proyecto haciendo alusión a que sin el, la población se quedará sin energía eléctrica. En un análisis simple, saltan varios temas interesantes.

En primer lugar, el planteamiento es totalmente falso. Esto porque la energía que propone generar esta mega central no es para el uso de los ciudadanos comunes y corrientes, si no que es para proveer de energía a empresas que son tremendamente intensivas en el uso de este recursos, como la minería. Por tanto quienes pueden sufrir principalmente con la falta de energía son las grandes industrias, los capitales extranjeros, los grandes grupos económicos (digo grandes no por la cantidad de gente que participa en ellos, si no por la cantidad de capital que acumulan, en estricto rigor, son un par de pelagatos). Es decir, generar mucha energía, cuyas externalidades afectan a una población muy superior a la que luego percibe los beneficios, para suministrar energía a otra actividad cuyos beneficios recaen en muy pocos. Muchos afectados, pocos beneficiados.
Segundo, y un tema mucho mas importante, es, porque una empresa privada se esta haciendo cargo del suministro básico de un recurso primordial para un país, siendo que ese es un tema, claramente, de políticas publicas. Es el estado, quien debe definir cuanta energía necesita el país en un determinado periodo de tiempo, y luego, hacer los llamados a las empresas que quieran entregar ese suministro, en los lugares y términos definidos por el estado. Como es posible que una empresa privada “amenace” a la población diciéndole, “o apoyas mi proyecto de inversión (que esta diseñado solo para beneficiarme a mi), o te quedas sin luz en tu casa”, cuando lo que queremos oír es al estado diciéndonos “no te preocupes, de acuerdo a nuestra planificación, nunca estarás sin luz”.
Esta falta de planificación por parte del estado es una señal clara de la forma de gobernar, no solo del actual gobierno, si no desde muchos años atrás, desde que en este país la política es regalar las cosas para que un grupo pequeño asegure su futuro. Desde la dictadura y sus ratas al servicio del imperio.
Una planificación verdadera respecto de la energía, no solo ayudaría a solucionar los conflictos de la implementación de energía, si no que también, seria un tremendo paso adelante respecto de la forma de crecer del país. Actualmente, el crecimiento del país es equivalente al aumento de la energía instalada. En términos simples esto significa que, por cada unidad de crecimiento país (PIB por ejemplo), es necesario una unidad de energía, una relación 1:1, mientras que en países desarrollados esta relación es de 3:1, crecimiento versus demanda de energía.
Esto se explica, por que el crecimiento en nuestro país esta ligado a actividades altamente demandantes de energía, las cuales corresponden principalmente a la explotación de recursos naturales, de materias primas, mientras que en países desarrollados, lo que hacen, es dar valor a esas materias primas, actividades que son muchísimo menos demandantes de energía, pero cuyo producto tiene un valor mucho mas alto. Eso se llama manufactura.
En términos concretos, acá la energía se utiliza de manera desmedida para extraer recursos naturales (mineras, forestales, etc), y no para dar valor a esos recursos, no para manufactura de productos, si no para enviarlos al extranjero mediante empresas pertenecientes a unos pocos individuos de clase acomodada.
Conociendo la verdadera necesidad de energía, entonces podemos preguntarnos para que instalar megacentrales que generen tanta energía. Es verdad que, en general, las ERNC no tienen la capacidad de generación que una hidroeléctrica de embalse o una termoeléctrica de carbón, comparándola en términos de espacio, de eficiencia, de seguridad en el suministro y por el momento también en términos económicos, aunque esto último debería igualarse en el mediano plazo. Sin embargo, todas estas diferencias se compensan en términos sociales y ambientales, ya que el impacto socio-ambiental de las ERNC es muchísimo inferior al de las otras tecnologías mencionadas, referido principalmente a la contaminación local tanto de agua, suelos y atmosférica, la perdida de hábitat y biodiversidad, la salud, el impacto en el paisaje, las costumbres, la cultura, el turismo, entre otros.
Si miramos algunos números podemos entender mejor las diferencias. Una megacentral como Hydroaisen o Castilla tienen una capacidad de producción de aproximadamente unos 2500 MW. Un aerogenerador estándar acá en Chile, produce aproximadamente 2 MW, aunque esta tecnología avanza día a día, de hecho ya existen aerogeneradores de mayor capacidad, de 3 MW o mas. Pareciera imposible lograr la capacidad de una megacentral con solo aerogeneradores, sin embargo, ya contamos en Chile con un parque eólico de 500 MW de capacidad instalada (243 aerogeneradores). Por tanto reemplazar la megacentral significa la instalación de 5 de estos parques, digamos 6 para considerar la eficiencia de la tecnología. Sin duda, es una cantidad de espacio considerable, pero tiene varios beneficios asociados. La misma capacidad repartida en 6 centrales te entrega mayor autonomía, ya que si falla una igual tienes 5 mas que siguen generando, a diferencia de la megacentral, a la cual si se le corta un cable, deja de funcionar por completo, dejando sin suministro a quienes abastezca generando montones de problemas asociados. Además, si son 6, espacialmente se pueden distribuir de mejor manera, y no concentrando el impacto en un solo lugar, considerando además que el impacto de por si es mucho menor.
Así pasa también con la energía solar fotovoltaica, o la hidroeléctrica de pasada, ERNC mas desarrolladas en nuestro país. Pero también existen otras ERNC menos desarrolladas, pero con igual potencial que las anteriores y que entregan una mayor capacidad y una mayor seguridad en el suministro, como la geotermia o la mareomotriz.
Teniendo presentes todas estas consideraciones, cabe cuestionarse por que el gobierno firma un acuerdo sobre energía nuclear con EEUU y no acuerdos de geotermia con Australia, siendo que ambas tecnologías se encuentran en pañales en nuestro país.
Así, el problema de la energía no solo se trata de definir que tipo de tecnología queremos utilizar, si no también de quien decide cuanta energía necesitamos y para que necesitamos esa energía.
Grafico Nº 1. Evolución del consumo energético primario en Chile con relación al PIB

Fuente: CNE (preparado por la CNE basándose en los datos de las cuentas nacionales del Banco Central)

Grafico Nº 2. Relación crecimiento del PIB y la demanda energética en los países de la OECD.


Fuente: Márquez, M. y Miranda, R. 2006. “De una política de oferta energética a una propuesta sustentable de la energía”. Seminario internacional “Sin petróleo y sin gas, pero con ideas”. Santiago, 26 y 27 de octubre.

3 comentarios:

  1. Muy buen analisis del escenario energetico en Chile (muy bien usada la palabra escenario, porque es un tema que quieren que miremos de abajo, sin actuar en él).

    Me quedo principalmente con el tema de que tenemos un Estado garante de las inversiones privadas y extranjeras, y no de la seguridad, calidad de vida, ni emprendimiento de la mayoría de la población.

    ¿La culpa? Claro, como siempre, de esa misma sociedad que reclama por cambios, pero hacen fila cada 4 años para votar por los mismos de siempre, esa misma sociedad que reclama por la acumulación de la riqueza y prefiere gastar su dinero en grandes tiendas, supermercados, etc. en vez de apoyar el emprendimiento del pequeño (todos caemos en eso, en mayor o menor medida). La misma sociedad que se debate entre que cambio politico tendremos mas adelante, en vez de razonar en que cambio de conciencia tendremos o que nuevo pais queremos, para comenzar a criar a nuestros hijos y los de los demás de la forma mas adecuada, con ejemplos claros y no con hipocresía de como hacer y no hacer las cosas.

    En fin, el tema de la energía aca en Chile va ligado con todo el tema social, de como han convertido algo básico para nuestra sobrevivencia en algo que nos obliga a suplicarle a los que mas nos quitan.

    Acción mi gente... el cambio nunca va ocurrir si no empezamos por nosotros mismos. Tomemos el poder que nos pertenece!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra saber que los jovenes estan interesados en escribir y dar el espacio para conocer y opinar sobre los temas de la energia y medio ambiente, felicito al creador de la iniciativa y como dice Daner la accion debe comenzar por cada uno de nosotros, podemos cambiar las cosas si permanecemos unidos,con las ideas y objetivos claros animo que se puede...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, gracias por tus palabras... espero que sigas pasando por acá a dejar tu opinión, tomando en cuenta además que, por el tenor de tus palabras, eres mayor que nosotros, por lo que tus aportes nos sirven mucho, ya que somos jóvenes que vemos que las cosas no están funcionando como deberían para obtener el bien común.

    Te esperamos de vuelta y ojala te indentifiques, para saber cuando seas tú u otro visitante conciente ;)

    ResponderEliminar