El poder como la sombra

Somos testigos de una situación peculiar en nuestro país. Donde lo que se muestra es una pequeña porción populista y sensacionalista de todo lo que pasa. Lo que mueve a esta situación es sin duda el poder. Que tremenda responsabilidad “tener” el poder. Una red tremenda se está moviendo sobre nuestras cabezas y está alcanzando los ámbitos mas insólitos del diario vivir, y los está atrapando.
Se me viene a la mente de forma inmediata un clásico de mi generación, “Die unendliche Geschichte”, La Historia Sin Fin, y su intangible monstruo, “La Nada”, que va consumiendo al mundo mismo. Es curioso que la posesión del poder no inflame la vocación de generosidad, y por el contrario encienda el interés por la adquisición de más poder. Nunca he tenido un gran poder en mis manos por tanto no sé si soy ajeno a aquel sentimiento, no sé si el ser humano en si puede serlo. Aunque he visto casos tremendamente aislados de personajes honorables que miran el poder con responsabilidad, lo cual me da un halito de esperanza, no solo para mí, aunque no para toda la humanidad.
Veo que el manejo del poder se concentra y se mal utiliza. Porque ese poder está siendo utilizado por unos pocos, pero afecta directamente a muchos, muchos de los cuales no tienen opción de elevar su voz, y no por desinterés, si no porque el poder se está encargando de que no tengan la instancia de hacerlo. En este sentido aquellos que manejan el poder deben ser tremendamente criteriosos, porque ese equilibrio tiene límites, que de traspasarse pueden derivar en una crisis de proporciones.
El poder manejado de la forma en que sucede, malamente, genera otra distorsión, ya que no te permite escapar del poder, a menos que puedas poseerlo. Pero una vez que lo posees nadie puede decir en qué forma será administrado, pudiendo incluso volver al punto de partida, solo con diferentes actores. Yo no anhelo el poder, solo anhelo que no me ponga su pesado pie encima. Anhelo que lo tenga alguien que sepa administrarlo con tendencia a la generosidad, no de manera absoluta, eso no existe.
El poder hoy en día en nuestro país no permite derivar responsabilidades, no permite derivar el poder, aunque seas un experto en la materia, no hay sombras de colores, solo negras. El poder solo deriva una porción despreciable del poder a aquellos entes que representan más poder que concentrar, en este sentido los “beneficiados”, que mas bien son “arrendados”, son muy pocos, pero el poder sabe que son los precisos para mantener a la gran masa en el equilibrio. Pero el equilibrio hoy parece tan frágil.
No veo una arista donde el poder no esté tratando de insertar sus garras, y lo está logrando. Lanza sus fuegos artificiales con noticias sensacionalistas que pueden emocionar hasta la roca más dura, mientras por detrás vende nuestra tierra, nuestra fuente de vida, nuestro entorno, nuestro hábitat. Mientras retira del camino a aquellos que no se cuadran con su concentración del poder, aun cuando representan beneficios sociales, beneficios que generan identidad, cultura. Pero qué carajo le importa al poder la cultura, hippies.
Al poder le interesa mucho generar más energía, pero poco le importa si la gente hace colas eternas para atender una enfermedad, para mejorar su calidad de vida, la calidad de vida del individuo común, del que no tiene acceso al poder o el que no quiere acceso al poder. Eso no concentra el poder, es una fuga. Ese tipo de inversión no genera más poder, genera simpatía, pero no poder. No así una gran mole de concreto que genera corriente, eso sí genera poder eso permite invitar a los amigos poderosos de otros países más poderosos a que desplieguen su poder en nuestra tierra y que quizás, dejan unas migajas de poder tras su oleada de destrucción, poder para seguir concentrando.
El único poder que les concedo es el de poder irse bien a la mierda.

5 comentarios:

  1. "El poder corroe" Viejo dicho que ensalsa a toda esta sociedad en la actualidad. Oscura tendencia que ciega, una especie de despotismo, que para mal nuestro, la mayor parte de las veces nos perjudica. Claro que no todo es así, siempre existen luces brillando, que no podríamos meter en el mismo degenerado saco! Personas que se las juegan por un ideal, y no el propio bolsillo. La disyuntiva que colinda con los principios moral y ética es: Seguir siendo un trigo limpio a pesar de que medio mundo te quiera erradicar, o ser uno de estos hijos de puta que se creen dueño? Esa bifurcación, a todos alguna vez en la vida, nos tendremos que enfrentar... Y tú? cuál camino tomarás? ...

    ResponderEliminar
  2. Es parte del Nuevo Orden Mundial, el poder se nos enseña desde que nacemos, diciéndonos, trabaja, para que tengas plata y te compres un buena auto y casa, ojalá mejores que los del vecino.

    El poder existió de siempre, ya que como humanos, nos dejamos llevar por sensaciones físicas mas que las mentales o espirituales. Hay que tener claro quienes somos interiormente y no dejarse engañar.

    El poder, está hecho para los corruptos y descriteriados como: abogados, economistas, políticos, y hasta ingenieros comerciales, que logran el crecimiento de una empresa cagándose al resto. Digo esto, porque quienes son capaces de enfrentar el poder de manera abierta y no absoluta, son mas bien líderes, que se sobreponen a jerarquías innatas y apariencias, como Gandhi y Martin Luther King.

    Por otra parte hoy en día hay un mal entendimiento de los conceptos, desarrollo, calidad de vidad y crecimiento. El crecimiento se refiere al crecimiento económico(Aumento de Industrias), pero muchas veces, cuando se habla de crecimiento, se dice que aumenta el desarrollo, siendo que el desarrollo se basa en el aumento de la calidad de vida de las personas. Y esto es culpa de profesores y periodistas.

    Todo el maldito poder, se origina por el maldito poder que se le dió al dinero.

    Una vez el Presidente del Fondo Monetario Internacional(FMI) hizo firmar un documento al Pdte de Indonesia, en el que se especificaba que recibian un préstamos para enfrentar la crisis asiática. Existe una imagen de ese minuto, en el que el Pdte del FMI, mira con una sonrisa impaciente mientras el otro firma, ya que tenía claro, que le espera el control total de las finanzas de Indonesia.

    Desde pequeños se nos dice que hacer, y como manejar nuestros primeros ingresos, aunque fueran $100. Lo mismo pasa con los países con mayor poder económico, tratan de niños a los países en vías de desarrollo, diciéndoles como manejar sus economías, teniendo cierto control sonbre ellos.

    Todo esta en la crianza, somos la nueva generación,y tenemos la suerte de educar a nuestros hijos con una nueva visión. También somo las Nueva Era, porque somos Latinoamérica, podemos dar buenos ejemplos a los gringos y Europeos, estos últimos no son como los malditos Yankees, pero ya estan desarrollados, con altos niveles de calidad de vida, sin embargo, se les olvida como llegaron a eso.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ese punto tiene mucho sentido, la forma en que nosotros, con nuestra vision del poder, transmitimos a las futuras generaciones el concepto.

    No todo está perdido.

    Tremendos aportes, gracias.

    ResponderEliminar
  4. No nos olvidemos que somos nosotros, el ciudadano comun los que elegimos a nuestros gobernantes, tambien los podemos cambiar y si no hay alternativa de eleccion podemos empezar a crear una intancia nueva, desde la educacion, es la ignorancia la que genera el miedo y el miedo paraliza y condena...

    ResponderEliminar
  5. Grandes palabras "Anónimo"... esa es la idea, que creemos conciencia colectiva y cad auno desde su nido comience a hacer las correcciones necesarias...

    Saludos cordiales, te esperamos de nuevo por acá!

    ResponderEliminar