Cuál es el problema con los cambios??

Siempre me ha llamado la atención la actitud de algunas personas, al parecer la mayoría, frente a los cambios que se presentan en su vida. Se entiende que los cambios traen consigo incertidumbre, el hecho de perder la seguridad de actos repetidos y mecanizados, de la rutina. Sin embargo la vida cambia a cada segundo. Aunque tengamos una rutina diaria, la vida cambia a cada segundo y cada acción es diferente a la anterior aunque no lo parezca. Existen una infinidad de detalles que le dan un grado de incertidumbre a cada acción. Manteniendo esto como premisa, entonces, como debemos enfrentar la vida, si está cambiando permanentemente. Creo entonces, que no puede ser con temor, ni siquiera con recelo, todo lo contrario, debiera ser casi con ansiedad, ya que cada cambio, a mi modo de ver, es una oportunidad.
En los últimos años la temática ambiental ha estado liderada por el más que manoseado Cambio Climático. A estas alturas, parece ser un monstruo de una película Californiana, aunque no tiene una imagen como Godzilla, pero igualmente te asusta. Y es que han tratado este tema con la dinámica del miedo, “cuida tus acciones, o si no estarás fomentando el Cambio Climático”, y lo llevan hasta el punto de señalar que por este motivo se terminará el mundo.

Ahora, hay otro punto importante a mencionar, para poder entender este tema. El Cambio Climático no se plantea como un simple “Cambio” si no que ya se asume que el concepto va asociado a un “antropogenico” o en términos directos “producido por el hombre”. Por tanto en el subconsciente de la población, prácticamente esta erradicada la idea de que este fenómeno no tenga su origen en las acciones humanas.

Y de donde viene esta idea… pues del infinito ego humano, que siendo un suspiro en el universo creemos que somos causa y efecto de todo lo que sucede. Una hormiga levantando una ballena, mas bien, entrando al mar a buscarla, sacándola, dándole golpes hasta dejarla inconsciente y faenándola para comérsela. Que miopía.

Es cierto que no se puede descartar la influencia del hombre en las variaciones climáticas, pero la verdad es que si se revisan objetivamente los hechos, nada para mi indica que al clima le importe si quemamos carbón o gas natural o nada en absoluto.

Solo basta con revisar las infinitas variaciones climáticas a través de la historia de nuestra tierra. Harina de otro costal entrar en tanto detalle, pero vale mencionar la alternancia entre glaciaciones y aumentos de temperatura, y todo sin la presencia del ser humano.

Y cuál es el principal argumento entonces para aseverar que este cambio es producto de nuestras acciones, pues simplemente los estudios dicen que desde la revolución industrial, punto de inflexión en la emisión de CO2, se puede reconocer una relación directamente proporcional entre las concentraciones de CO2 en la atmosfera y el aumento de la temperatura. Pues bien, si es así de simple entonces a mi me gustaría asociar el aumento de las temperaturas a otros fenómenos con dinámicas lineales. Así, yo podría decir pues entonces que el aumento de las temperaturas es inversamente proporcional a la población de los huemules existentes, ya que si lo ponemos en un grafico veremos que a medida que se reduce el número de huemules en el mundo, aumenta la temperatura en la tierra. Los estudios lo demuestran. Si bien este ejemplo tiene matices de caricaturización de la situación, sirve para mostrar el punto.

Existen datos más certeros que dan cuenta de por qué no se puede dar por hecho que nuestras acciones producen el fenómeno en cuestión. Por ejemplo, poco se dice de que el gas de efecto invernadero más importante, no solo el más abundante, sino el más importante, es decir el que muestra una mayor influencia en el fenómeno debido a sus dinámicas, es ni más ni menos que el vapor de agua, el cual no solo se encuentra en cantidades estratosféricamente mayores que cualquier otro gas invernadero en la atmosfera, sino que además es imposible de predecir. Y por lo demás, su influencia verdadera sobre el aumento de las temperaturas, en estricto rigor sobre el efecto invernadero, es muy difícil de evaluar ya que sus efectos son múltiples.

Otro punto que prácticamente no mencionan aquellos que plantean el cambio climático antropogenico, es el equilibrio mar atmosfera. Este equilibrio está referido a que siempre existen las mismas proporciones de CO2 en mar y atmosfera, así es, el mar atrapa también CO2. Por tanto, la manera de pensar debiera ser, por cada tonelada de gas que yo emito a la atmosfera una proporción, no baja, va a parar al mar, es decir, no influye en el efecto invernadero. Así, lo que nos hacen pensar que emitimos y que es una actitud terrible, en verdad, es solo un porcentaje de eso.

Como estos, existen diversos argumentos que nos hacen pensar cuál es la verdadera influencia del ser humano en este fenómeno. Por el contrario, si pensamos en el Cambio Climático como algo natural, entonces tenemos una oportunidad.

No propongo descartar la influencia humana en un fenómeno de este tipo, solo creo que hay que mirar el cuadro completo y discriminar la información que nos presentan.

Si propongo, bajar del altar ambiental el Cambio Climático Antropogenico y en vez, subir a los infinitos Impactos locales generados por la actividad humana, cuyos efectos no son especulaciones, son hechos.

1 comentario:

  1. Interesante columna, ya que creo feacientemente que el tema del "cambio climático" está en boga no por "preocupación ambiental" de las elites y los poderosos, sino que hay un manipulación mediatica detrás (no basta con ver el problema solo desde lo ambiental, hay que recordar que hay decisiones politicas detrás de cada acto, entendiendo lo politico como "el arte de gobernar" o a estas alturas "el arte de subyugar").
    Por ejemplo, si lo miramos de ese lado, podemos decir que los paises desarrollados podrán seguir siendolo ya que tienen dinero para invertir en "energías limpias", mientras que los en "vías de" seguirán subdesarrollados, ya que no podrán implementar aquellas con la misma facilidad, generando una nueva desventaja...
    En fin, es un tema complejo y me alegra ver que se enfoque desde distintas aristas.
    Saludos y espero seguir leyéndolos!

    ResponderEliminar