Bicente… qué??

Siempre el cumpleaños de mi país me ha parecido una buena excusa para tomar hasta que me aburro y para comer asado hasta completar una vaca entera, el ambiente que se respira durante esa fecha lo encuentro fabulosos, aparte de los borrachines, la gente pareciera más dispuesta a disfrutar, a disfrutar de la vida misma, sin pensar tanto en el largo plazo si no en el aquí y el ahora, en la empanada que tengo en una mano y la chicha, piscola o vino en la otra. Excelente.
Ahora, yo me pregunto… que se celebra realmente??

Revisemos un poco. Desde que llegaron los españoles, cerca del año 1500 con su hálito opresor, el  pueblo americano fue sometido de manera escandalosa hasta que los pueblos originarios de la zona, nuestros verdaderos antepasados, ancestros de los que cualquier cultura se siente orgullosa, excepto la nuestra, fueron exterminados o se mezclaron con  el invasor hasta degenerar la raza hasta el punto que el quiltro resultante ya no reconoce sus orígenes. Luego esta nueva raza criolla nacida de la violencia y el egoísmo propio de los imperios, fue igualmente sometida hasta que hace  200 años atrás logró desvincularse, en términos de soberanía, de la monarquía imperialista. De allí en adelante nos autoproclamamos “independientes”.

Una vez independientes, cualquiera hubiera esperado que este nuevo pueblo autónomo, reivindicara sus orígenes, alejando las enseñanzas del usurpador que tanto sufrimiento trajo a nuestro pueblo y a nuestra tierra. Mostrando al mundo que finalmente obtuvieron la libertad.

Sin embargo, aquello no sucedió.

Desde aquel momento hasta el día de hoy, han pasado 200 años.

Si yo viniera de otro planeta, y llegara desde el espacio al Chile de hoy, y viera tanto revuelo por el cumpleaños 200 del país, sentiría curiosidad y me gustaría ver una foto pre independencia y una de hoy, para ver todo lo que ha logrado este hermoso pueblo libre pasados 200 años de ser independiente.

Cuál sería la foto de hoy? Veamos:

Seguimos siendo una raza quiltra cuyos orígenes se perdieron y que a 200 años de obtener la “libertad” no hemos podido recuperarlos social ni culturalmente.

Siendo una nación independiente, seguimos siendo dominados por potencias extranjeras que vienen a nuestro país, supuestamente soberano, e imponen sus reglas, sus condiciones, sus precios, y a cambio se llevan las riquezas de nuestra tierra.

Somos un país nominalmente autónomo, pero seguimos regalando los recursos al capitalismo extranjero, la actual careta opresora del imperio. Así, tienen nuestra agua, se llevan nuestros minerales, contaminan nuestra tierra y a nuestra gente, y obligan a nuestros gobernantes a velar por sus interese a través de diferente medios de persuasión.

Al igual que hace 200 años, los pueblos originarios, dueños verdaderos de este hermoso pedazo de tierra, siguen siendo reprimidos y da la impresión de que lo que quieren es exterminarlos. El pueblo de nuestros antepasados.

El día que llegaron los conquistadores perdimos nuestra libertad, y no la hemos recuperado. El día que autoproclamamos la independencia y no reivindicamos a nuestros pueblos originarios, autoproclamamos también nuestra esclavitud.

Yo no celebro 200 años de independencia, festejo la libertad que me dan para encender una parrilla, comer una empanada y tomar hasta no ver, y maldigo 500 años de opresión.

2 comentarios:

  1. Melissa Pizarro Veliz16/9/10 17:25

    Al pensar en que es lo que reamente se celebra en esta fecha, es dificil llegar a una explicacion clara, coherente o quizas un tanto convincente...muchos ni siquiera saben que se celebra...solo lo hacen...como algo impuesto desde que somos pequenos o como algo adoptado desde que tenemos uso de razon, y es que el motivo de fondo, "la independencia" de nuestro pais, es algo que si se piensa bien no existe...
    Algunas grandes potencias, se aprovechan de su condicion para usurpar nuestras riquezas, que por dinero el propio pais y sus gobernantes han vendido a lo largo de la historia, para hacerse mas ricos y mas poderosos quizas...en fin...
    Quizas lo que queda en estos tiempos, es asumir la "no independencia" que tenemos como pueblo, celebrar quizas ser chilenos, quizas tener esta fiesta como algo tradicional lleno de cultura...pero siempre teniendo conciencia de la opresion que se ha tenido en todos estos anos, del dano al pueblo mapuche...Siendo y haciendo conciencia, trabajando unidos, quizas algun dia podamos celebrar la verdadera independencia de nuestro pueblo...

    ResponderEliminar
  2. Jakajaja la mina llena de trancas... la cago y tu haz hecho algo por chile si ni siquiera vives en tu pais... rodeandote de extranjeros...dime de que te sirve....piensalo

    ResponderEliminar